Mendoza – LOS PUESTEROS Y LA LEY DE ARRAIGO: “DESDE LA LLEGADA DE CORNEJO HUBO UN GRAN RETROCESO”

Por: por Juan Manuel Lucero Fuente: https://bbl.com.ar/

La otra cara del “regalito” navideño de Suarez son cientos de familias puesteras que llevan años esperando respuesta por parte del Estado. Tras en regalo a una gran empresa, el equipo de Suarez propone vender terrenos a los puesteros. ¿Qué dicen desde el sector?

Tras la asignación de 12 mil hectáreas a nombre de El Azufre S.A., decenas de familias puesteras de la misma zona pusieron el grito en el cielo. Mientras a los puesteros los trámites suelen tomarle décadas, para la S.A. fue cuestión de meses. Contacto mata burocracia.

En ese marco, Babel entrevistó a Diego Montón, representante de la Unión de Trabajadores Sin Tierra para analizar el panorama por el cual pasan las familias puesteras de la provincia. La Ley Provincial de Arraigo Nº6086, que se sancionó en 1993, pretendía dar solución a la situación de los puesteros. 

A partir de la sanción, en 1994 se creó la Dirección de Arraigo, que en ese momento dependía del Ministerio de Gobierno porque el organigrama era otro. A raíz de esto, se puso en funcionamiento el Consejo Provincial de Arraigo. “No era solamente la regularización de la tenencia de la tierra, sino también mejorar la calidad de vida, generar herramientas para la creación de cooperativas”, apunta Montón. 

Ese consejo estaba conformado por las distintas reparticiones del Estado que podían hacer algo en ese sentido, los municipios y organizaciones que representaban a puesteros. Según señala el entrevistado, “en ese camino se avanzó bastante poco, se creó el Registro Único de Puesteros”.

La ley en cuestión planteaba distintas herramientas, “les daba prioridad a los puesteros la adjudicación tanto de tierras públicas provinciales como nacionales. El Estado debe acompañar jurídicamente a los puesteros y hasta plantea la herramienta de la expropiación para resolver las situaciones”, subraya Montón.

Los cambios desde la Ley de Arraigo

Desde 1993 a la fecha, hubo dos etapas diferenciadas: “En los 20 años desde su sanción se avanzó poco, luego comenzó a haber avances y en estos últimos 6 años directamente se retrocedió”, explica Montón.

En ese sentido, el entrevistado remarcó que no funciona el Consejo Provincial de Arraigo, “la Dirección pasó a ser un escritorio y no hay nuevos relevamientos ni nada”.

La UST cuenta con 5 expedientes en trámite hace varios años. Se trata de más de 100 familias de puesteros, pero como el Consejo Provincial de Arraigo dejó de funcionar, están cajoneados. Prácticamente, hasta ahora, la vida de los puesteros dejó de ser un tema en agenda.

“Si bien los procesos de expedientes siempre fueron muy lentos para moverse. Teníamos 5 expedientes en distintos departamentos de la provincia. Algunos en tierras públicas, otras en las que los titulares nominales son privados, pero no existen en términos de la posesión en el campo”, detalla Montón.

Ante este panorama, el entrevistado subraya que “desde la llegada de Alfredo Cornejo, ha habido un gran retroceso. Durante el gobierno de Jaque hubo una discusión del Plan Estratégico de Desarrollo en Mendoza y se sentaron las bases de la Ley de Ordenamiento Territorial. Después, Paco Pérez creó el Ministerio de Tierras y Ambiente. Este tema quedaba ponderado. En ese camino, algunos de esos expedientes se movieron con más velocidad”. 

Sin embargo, la llegada del radicalismo fue un paso atrás para los puesteros. La Agencia de ordenamiento Territorial, que debía ser autónoma y autárquica, quedó subsumida a la Secretaría de Ambiente. El Consejo de Arraigo puestero no sesionó nunca desde la llegada de Cornejo a Casa de Gobierno –y continuó igual con Suarez- y hasta dieron de baja la Dirección de Agricultura Familiar. “En términos provinciales, no hay institución a la cual acudir”, asegura Montón.

El Azufre, otro capítulo de Mendo S.A.

El “regalo” de Suarez a los empresarios que instalarán un enorme centro de esquí en plena cordillera pone en evidencia la prioridad de la gestión radical. Además, las distintas situaciones que se han ido conociendo en torno a la cesión, ponen un manto de sospechas en la misma. 

“Primero, la situación es poco transparente y nos vamos enterando cosas por los medios. En el caso de la superposición o no entre El Azufre y familias puesteras, no hay expediente donde se haya pedido informes de la situación de los puesteros”, aseguró Montón.

Por otro lado, apuntó que “esta situación se agrava cando el ministro Vaquié dice en Radio Libertador que podrían ser 12 mil hectáreas o 50 mil, ‘eso va a depender de cómo evolucione el proceso y cómo actúe el gobierno nacional’. Podrían ser más las familias afectadas, así como también la comunidad mapuche”. 

Sin embargo, tras la denuncia mediática donde se expone la situación de entrega de tierras, se anuncia con bombos y platillos la creación de una nueva unidad, que regularizaría y les vendería tierras a los puesteros. “Pero acá hay varias incoherencias, pues la responsable de esa área sería Nadia Rapali. Es la misma persona que estaba coordinando lo que quedaba de la Agencia de Ordenamiento Territorial, donde estaban todas esas mismas instituciones”, destacó el entrevistado.

Finalmente, Montón no puso muchas esperanzas en los anuncios del gobierno ya que, hasta ahora, no ha sido un tema de agenda. “No pareciera que se estuviera pensando en avanzar, sino más bien en una reacción frente a las denuncias”, sentenció.

febrero 21, 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *