La Mesa Agroalimentaria pidió retenciones segmentadas a las exportaciones: «Vemos con buenos ojos estas medidas»

El espacio conformado por FECOFE, la UTT y el Movimiento Nacional Campesino Indígena Somos Tierra (MNCI ST) ponderó el cierre a las exportaciones de aceite y harina de soja.

Más allá de la desestimación de Martín Guzmán al aumento de retenciones a los granos, el debate que se generó intra cadena alimenticia sigue dejando tela para cortar. Tras el cierre a las exportaciones de aceite y harina de soja y las intenciones de ir a la Justicia por parte de los exportadores, desde un sector de la producción agropecuaria adelantaron elogios a la suba de retenciones a los subproductos de la oleaginosa. “Lo vemos con buenos ojos, el Gobierno podría recaudar unos USD 400 millones en 2022”, sostuvieron desde la Mesa Agroalimentaria Argentina.

“El Gobierno suspendió las exportaciones de aceite y harina de soja, como medida previa a la suba de retenciones para los derivados de la oleaginosa. El objetivo es igualar la tributación del poroto de soja, tiene una alícuota del 33%, con la de los subproductos, que hasta hoy pagan 31%”, indicaron desde el espacio que comparte la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE) y el Movimiento Nacional Campesino Indígena Somos Tierra (MNCI ST).

Se trata de un armado entre las organizaciones relativamente joven, que nació durante 2021 con críticas a la Mesa de Enlace.

Esta suba no impacta directamente sobre los números del productor, sino sobre la industria sojera, principalmente controlada por grandes empresas”, postularon. Más allá de esta afirmación, lo concreto es que el lunes la soja perdió USD 19 por tonelada en el mercado local.

Y sostuvieron que “durante el gobierno de Macri se tomó la misma medida, al eliminar el diferencial de retenciones, y aunque en aquel momento fue bien recibida por el campo concentrado, hoy la critican”.

about:blank

https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.504.0_es.html#goog_1367657677https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.504.0_en.html#goog_341753914about:blank

Más allá de la desestimación de Martín Guzmán al aumento de retenciones a los granos, el debate que se generó intra cadena alimenticia sigue dejando tela para cortar. Tras el cierre a las exportaciones de aceite y harina de soja y las intenciones de ir a la Justicia por parte de los exportadores, desde un sector de la producción agropecuaria adelantaron elogios a la suba de retenciones a los subproductos de la oleaginosa. “Lo vemos con buenos ojos, el Gobierno podría recaudar unos USD 400 millones en 2022”, sostuvieron desde la Mesa Agroalimentaria Argentina.Leé tambiénEl radicalismo frenó en seco al PRO y rechaza el bloqueo de la sesión de este jueves en el Senado

La plana mayot de JxC está de acuerdo en acompañar el acuerdo con el FMI.

“El Gobierno suspendió las exportaciones de aceite y harina de soja, como medida previa a la suba de retenciones para los derivados de la oleaginosa. El objetivo es igualar la tributación del poroto de soja, tiene una alícuota del 33%, con la de los subproductos, que hasta hoy pagan 31%”, indicaron desde el espacio que comparte la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE) y el Movimiento Nacional Campesino Indígena Somos Tierra (MNCI ST).

Se trata de un armado entre las organizaciones relativamente joven, que nació durante 2021 con críticas a la Mesa de Enlace.

Esta suba no impacta directamente sobre los números del productor, sino sobre la industria sojera, principalmente controlada por grandes empresas”, postularon. Más allá de esta afirmación, lo concreto es que el lunes la soja perdió USD 19 por tonelada en el mercado local.

Y sostuvieron que “durante el gobierno de Macri se tomó la misma medida, al eliminar el diferencial de retenciones, y aunque en aquel momento fue bien recibida por el campo concentrado, hoy la critican”.

En el Senado, Guzmán negó la posibilidad de aumentar retenciones a los granos.

En el Senado, Guzmán negó la posibilidad de aumentar retenciones a los granos.

¿Segmentación de retenciones?

Desde la Mesa Agroalimentaria Argentina señalaron también el costo de las producciones en el campo. “En los últimos años los aumentos de los precios de alquileres y de los fertilizantes contribuyen a la concentración de la tierra”, apuntaron.

“También al aumento de las ganancias de las empresas transnacionales, por eso insistimos en la necesidad de pensar un esquema con segmentaciones: quien más tiene que más pague”.

Más allá de las diferencias públicas con la Mesa de Enlace, el pedido de las organizaciones se acerca a algo que habían manifestado desde una de las partes de ese mismo espacio. En enero de este año el titular de Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, había pedido por un “Mínimo no imponible” para la aplicación de retenciones. Se trata de un reclamo histórico de esa entidad.

Achetoni había pedido por un mínimo no imponible para las retenciones a las exportaciones.

Achetoni había pedido por un mínimo no imponible para las retenciones a las exportaciones.

“Creo que es algo muy importante de poner en agenda, porque es algo que sé que no tienen en el Gobierno respecto a retenciones, es la reducción de retenciones a través de un Mínimo No Imponible (MNI) donde las primeras toneladas de producción no paguen retenciones”, señaló y agregó: “es parte del bienestar general que se proteja que los productores de distintas escalas puedan seguir en la actividad. Y porque como está hoy el modelo tiende a la desaparición de los pequeños y medianos productores y a la concentración de la producción”.

Esta semana, desde la Mesa Agroalimentaria Argentina remarcaron el mensaje: “Vemos con buenos ojos estas nuevas medidas, con las que el Gobierno podría recaudar unos USD 400 millones en 2022”.

“Pero nos preguntamos: ¿en qué se invertirá esta nueva recaudación? Estos fondos no pueden destinarse para reducir el déficit fiscal, sino que deberían ir a los fideicomisos que permitan abaratar la canasta alimentaria y a créditos”, plantearon.

marzo 16, 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *