Domínguez se reunió con la Mesa Agroalimentaria Argentina, integrada por agricultores familiares y cooperativistas

Durante el encuentro se acordó la reactivación del Monotributo Social Agropecuario como política de inclusión; el acceso a la tierra y a financiamiento también formaron parte de la agenda

Representantes de las organizaciones que conforman la MESA AGROALIMENTARIA ARGENTINA se reunieron ayer con el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Julián Domínguez, y le plantearon la necesidad de fortalecer con políticas de Estado el trabajo de cooperativas y de agricultores familiares y campesinos que producen alimentos para el mercado interno.

“A lo largo de casi dos horas pudimos expresarle al ministro nuestro diagnóstico de la situación crítica en la que está el sector y las propuestas que elaboramos. En ese sentido, él se comprometió a relanzar en el corto plazo el Monotributo Social Agropecuario, a impulsar la reglamentación con presupuesto de la ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar, sancionada a finales de 2014, y a apoyar en el Congreso el proyecto de ley de acceso a la tierra”, contó a LA NACION Diego Montón, referente del Movimiento Nacional Campesino Indígena Somos Tierra.

Para Rosalía Pellegrini, referente de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Tierra, el encuentro fue positivo desde el hecho que “el ministro accedió a recibirnos como el otro polo del sector agropecuario que genera alimentos para el mercado interno, que produce horticultura, pero que también produce granos, carnes y lácteos, y que requiere una política nacional que facilite el acceso a financiamiento y que dignifique el trabajo del pequeño y del mediano productor que trabaja por otro modelo productivo, por un campo verdaderamente sustentable”.

En el mismo sentido, Juan Manuel Rossi, presidente de la Federación de Cooperativas Federadas, destacó el encuentro con Domínguez porque “realzó el valor de la Mesa Agroalimentaria Argentina como interlocutor válido para discutir la política agraria del país, en un sector que es bien diverso, donde hay multinacionales y grandes productores, pero donde también conviven miles de pequeños y medianos productores, campesinos, pueblos originarios y cooperativas, que son a quienes esta Mesa representa. Y ahí planteamos la necesidad de que las políticas públicas lleguen a esos sectores”.

Durante el encuentro se acordó la conformación de una mesa de diálogo permanente entre el Ministerio de Agricultura y la Mesa Agroalimentaria Argentina para planificar y monitorear de manera conjunta políticas agropecuarias que acompañen el modelo de desarrollo sustentable y equitativo que las organizaciones de la agricultura familiar y de las cooperativas impulsan y ejecutan en los territorios.

“Domínguez reconoció que el Ministerio está totalmente desfinanciado, sin presupuesto, y fue claro en que no se comprometería con cuestiones que no pudiera concretar. Por eso, el anuncio del retorno del Monotriburo Social Agropecuario, una política eliminada por el gobierno de Mauricio Macri, que era uno de los pocos subsidios con que contaba este sector productor de alimentos para el mercado interno, es relevante, además del compromiso de repensar el acceso a la tierra y los procesos de colonización, que se expresarán en un pedido concreto del ministro al Congreso para que trate el proyecto de ley de acceso a la tierra. Esperamos que ese compromiso se cumpla”, dijo Pellegrini.

Rossi aseguró que el retorno del Monotributo Social Agropecuario es una noticia muy importante para el sector cooperativo. “En nuestro caso, se verían beneficiados e incorporados al sistema más de 200 productores de la cooperativa La Riojana, que hacen uvas y olivos, y como ese ejemplo, esa es una política que favorece a miles de productores y productoras de todo el país que quedaron excluidos del sistema formal. De igual modo, es muy positivo volver a rediscutir temas que hacen a la tenencia de la tierra y al acceso a financiamiento para incorporar capital de trabajo y para sumar nuevas tecnologías aplicadas a nuestras actividades productivas, como los derivados lácteos, las harinas, los cereales para desayuno, dulces, jugos concentrados, yerba, arroz. Necesitamos ganar en eficiencia y en volumen para poder generar más mano de obra. Y para eso es indispensable el financiamiento”, detalló el cooperativista, que calificó como “muy buena” esta primera reunión con Domínguez.

“De la agenda sobre la que nos propusimos trabajar en forma coordinada el tema de la tenencia de la tierra es central, desde un punto de vista integral, que vaya desde la necesidad de actualizar una ley de arrendamientos que brinde más garantías a los pequeños productores, hasta un relevamiento de poseedores que aporte herramientas jurídicas para garantizar la permanencia en el campo, como ser el reconocimiento de la posesión y de la propiedad comunitaria”, señaló Montón. Y añadió que también se avanzó sobre el fomento de la agroecología como práctica productiva y sobre un mayor impulso a la educación rural, con apoyos concretos a escuelas agrotécnicas.

“Nos fuimos con el compromiso del ministro respecto de que la Mesa Agroalimentaria será un actor relevante y protagonista al momento de la discusión de la política agroalimentaria. Por eso creemos que podemos estar hablando de una nueva etapa en la relación de nuestro sector con el Ministerio”, dijo Montón.

octubre 15, 2021

Etiquetas: ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *